14-vive-parts-edit-developed-fixed2_w_600

02 Jun He visto el futuro

He visto el futuro
Califica esta publicación

En mi viaje por Estados Unidos, después de asistir a uno de los eventos de hosting más grandes del mundo World Hosting Days en Phoenix, tuve unos días libres para pasear por Los Angeles. Luego de ir comprar un poleron en Target pasé por una tienda de videojuegos llamada GameStop. Pensé que podría encontrar algún juego barato para la PS4 o mejor aun el nuevo DOOM. Pero encontré algo distinto: El futuro.

Dentro de la tienda había un joven con los lentes de realidad virtual (VR) que ya conocía y con los que ya había experimentado en las oficinas de Hosting.cl (tenemos los Samsung VR). Pero además de esto, él estaba sosteniendo algo que parecían controles y tenía también audífonos. Estaba parado en un espacio cuadrado cerrado por cintas como las que usan en los aeropuertos. En cada esquina de este espacio habían trípodes que sostenían sensores apuntando hacia esta persona. Por un momento pensé que era MR (mixed reality) una experiencia donde la realidad se mezcla con objetos virtuales que ves en los lentes (así funciona Magic Leap).

htc vivejpeg

Me llamó mucho la atención, así que decidí ponerme en la fila de espera (de como 10 personas) para probarlo.

Cuando llegó mi turno, la niña que atendía me explicó que se trata de HTC Vive, el headset de realidad virtual de la empresa taiwanesa fabricante de teléfonos inteligentes. Este headset no funciona por sí solo, necesita de un computador sólido para correr el software. Actualmente el HTC Vive no se vende con un computador incluido, a diferencia del Oculus de Facebook que ya lo venden en conjunto con computadores Alienware, Dell y Asus.

Me puse el headset, audífonos y tomé los controles y viajé a otro mundo completamente. Como mencioné antes, ya había probado la realidad virtual con unos lentes baratos por que lo que no esperaba sorprenderme. Pero estaba muy equivocado.

Lo que yo probé era un demo de tres partes, primero una aplicación en donde se podría pintar en el aire con distintas brochas (con los controles), algo parecido al juego que se usaba con el PS Move pero mucho más preciso y en 3D obviamente. Empecé a pintar y me encerré en un cubo de dibujos raros que había hecho. Fue bueno pero no me sorprendió mucho.

Lo que viene después me voló la cabeza. Fui transportado al fondo del mar, en un barco antiguo que había sido hundido. Muy arriba mío podía ver una luz tenue que apenas brillaba y que parecía ser el sol. El barco se notaba muy real, oxidado y con algas en la superficie. A mi alrededor veo mantarayas y pececitos nadando. De repente a lo lejos veo una criatura que se acerca y cada vez se va agrandando. Era un ballena azul que se posa a mi lado y me mira fijamente. Me dio mucho miedo. Al ver a la ballena se puede notar que no es real, ya que no es perfecta, pero la sensación de estar bajo el mar con esta criatura es muy real. Tan real que en un momento tuve que volcar la mirada hacia el barco de tanto miedo que me dio al ver el tamaño de la ballena.

Nunca pensé que podría ser “teletransportado” como en las películas tan fácilmente.

Luego de esto, aparecí de repente en la azotea de un edificio con una nave atrás mío donde aparece un mensaje que debo eliminar a los drones. El diseño de todo lo que veía se me hacía familiar (después supe que este nivel es parte del juego Half-Life). Desde adelante y atrás aparecen pequeños drones que me disparan y tengo que eliminarlos con los controles que tengo en la mano que ahora se han convertido en pistolas láser. Fue muy divertido porque tenía que cuidar mis espaldas y mis lados en caso que aparezcan más drones. Y de nuevo, la sensación de estar ahí es muy real, es increíble.

El demo termina y me saco los lentes. La transición a la vida real es suave, no me sentí mareado ni confundido. Pero sí emocionado por lo que acababa de experimentar.

Esto me da grandes esperanzas, especialmente como gamer, ya que el HTC vive tiene una alianza con Valve, el gigante de los videojuegos detrás de Steam. Así que las posibilidades de videojuegos inmersivos y experiencias de realidad virtual que se vienen son infinitas.

El precio del HTC Vive es de 800 dólares (550,000 CLP) y les aseguro que estamos haciendo todas las gestiones posibles para conseguir uno de estos en las oficinas de Hosting.cl. Estén atentos.